• Inicio
  • /actualidad /Comunicación de datos del perceptor de rentas del trabajo a su pagador o de la variación de los datos previamente comunicados

Comunicación de datos del perceptor de rentas del trabajo a su pagador o de la variación de los datos previamente comunicados

Le recordamos que cada vez que un trabajador empieza a trabajar en su empresa, usted le debe pedir que cumplimente el modelo 145, indicando cuáles son sus datos personales y familiares. Dicha información le servirá a su empresa para calcular la retención que deberá practicarle en la nómina.

Además, debería informe a sus empleados de que si en el futuro cambia alguna de las circunstancias que le habían informado inicialmente, también deberán comunicárselo mediante un nuevo modelo 145.

El momento en el que el trabajador deberá comunicar el cambio de sus circunstancias personales o familiares será diferente según el caso. De este modo, el trabajador deberá informarle en el plazo de 10 días desde que se produzca el cambio en sus circunstancias si se dan los dos siguientes requisitos al mismo tiempo:

• Cuando el cambio suponga un aumento del tipo de retención aplicable.
• Cuando para dicho cambio la Ley haya previsto que es posible regularizar el tipo de retención a mitad de año.

A titulo recordatorio, tenga presente que desde el pasado 1 enero 2012 entró en vigor el Real Decreto-ley 20/2011, de 30 de diciembre, que establece con carácter temporal (para los ejercicios 2012 y 2013) un gravamen complementario a la cuota íntegra estatal del IRPF, además de un incremento de los tipos de retención e ingreso a cuenta sobre determinadas rentas del IRPF.

Aprobado nuevo modelo 145

Para finalizar, queremos informarle, que con efectos para las comunicaciones de datos al pagador o de variación de los datos previamente comunicados que deban efectuarse a partir del 1-2-2012, se ha aprobado un nuevo modelo 145, que sustituye al anterior vigente.
Este nuevo modelo 145 mantiene en su integridad la estructura y contenido de los datos personales y familiares, así como los correspondientes a las pensiones compensatorias a favor del cónyuge y las anualidades por alimentos a favor de los hijos, fijadas ambas por decisión judicial, del modelo anterior, pero incluye las siguientes novedades:
a) El Real Decreto-Ley 20/2011 ha recuperado la deducción por inversión en vivienda habitual, de manera que cualquier contribuyente, con independencia de la cuantía de su base imponible, podrá aplicarse dicha deducción siempre que cumpla los requisitos exigidos, y ha suprimido, en consecuencia, todo el régimen transitorio que se había habilitado al efecto. Ello ha supuesto la desaparición de esta distinción entre ambos regímenes, general y transitorio, a efectos de la aplicación de la reducción en dos enteros del tipo de retención, siendo necesario adaptar a esta modificación el modelo de comunicación de datos del perceptor de rentas del trabajo a su pagador.

No será necesario que reiteren al mismo pagador la comunicación de datos aquellos perceptores que, teniendo derecho a la reducción del tipo de retención hubiesen comunicado ya esta circunstancia con anterioridad al 1-2-2012.

b) La posibilidad de efectuar la comunicación de datos o su variación por medios telemáticos o electrónicos se extiende a aquellos casos en que deban adjuntarse a la comunicación, el testimonio literal, total o parcial, de la resolución judicial determinante de las pensiones compensatorias y, en su caso, de las anualidades por alimentos de que se trate. En este caso, el perceptor deberá conservar los originales de estos documentos si los hubiese remitido por medios electrónicos junto a la comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*